El Montsec y su entorno

El Montsec

Los orígenes del Montsec se dibujan en su perfil l y se conservan en su esencia. Hace doscientos millones de años, la sierra del Montsec era una cuenca marina. El paso del tiempo y las fuerzas de la natura empujaron, plegaron y levantaron los sedimentos y le configuraron su aspecto actual. Con una altura de 1.676 metros sobre el nivel del mar, el Montsec es la herencia más viva de una tierra donde el paso del tiempo y la historia se explican a cada paso.

La Sierra del Montsec es una cordillera calcárea de más de 40 km de longitud y 18.696 hectáreas repartidas entre las comarcas de la Noguera y el Pallars Jussà. El empujón y la fuerza erosiva de los ríos Noguera Pallaresa y Noguera Ribagorzana han conseguido dibujar y perfilar los espectaculares congostos de Mont-Rebei y Terradets, que a la vez dividen la sierra en tres sectores: de oeste a este, el Montsec de Estall (en tierras aragonesas), el Montsec de Rúbies y el Montsec de Ares.

El Montsec d'Ares (Vertiente Nortr i Sur).

El Montsec, con más de 180 cuevas y cavidades con fuertes desniveles, guarda a su suelo importantes yacimientos fósiles. La vertiente norte del Montsec de *Ares, ya en la comarca del Pallars Jussà, destaca por la importante presencia de patrimonio arquitectónico medieval visible en los términos de Sant Esteve de la Sarga, Alsamora, Castell de Mur y Guàrdia de Noguera. Al sur, la riqueza de espacios naturales para practicar deportes de aventura es la principal protagonista. El vuelo libre tiene un amplio espacio reservado en el valle de Àger, y bien cerca, en Corçà, un pequeño embarcadero nos invita a visitar el pantano con canoas. La calidad del cielo del *Montsec ha hecho realidad la presencia del Parque Astronómico Montsec, cerca de Àger, un espacio que permite el acercamiento del visitante al cielo, la natura y la historia del Montsec.

El Montsec de Rúbies (Vertiente Norte i Sur).

Situado al este geográfico de todo el *cordal, el carácter *eurosiberiano-submediterraneo de la zona posibilita una biodiversidad rica, tanto en *fl ora como en fauna. El área del Montsec de Rúbies, en la vertiente sur, es una zona de importantes yacimientos paleontológicos, como los que se encuentran a la cantera de Meià o a la Cabroa. También es una zona bastante rocosa, ideal para practicar escalada y espeleología, con lugares únicos como el agujero del Buli. A la vertiente norte, menos cálida y árida, dominan las brotas, que representan la parte más importante de las plantas aromáticas mediterráneas. Zonas como el valle de Barcedana, Llimiana y Bonrepós, son espacios de gran belleza ubicados a la vertiente norte del Montsec de Rúbies.

Vegetación

Fruto de sus orígenes y de los diferentes ambientes climáticos, el *Montsec es un excepcional espacio natural de una gran riqueza botánica. La peculiar orientación de la sierra es la causa de las diferencias ambientales que hay entre la vertiente norte, con una vegetación más *eurosiberiana, y la vertiente sur, mucho más mediterránea.

Es habitual al *Montsec encontrar acantilados con paredes de fin *ns a 500 metros de desnivel. Incluso en estos espacios encontramos plantas como la *jonça, la corona de rey y la presencia de algún endemismo vegetal, como la *Petrocoptis *Montsincciana, que sólo se encuentra al *Montsec.

En la zona del *Montsec hay cinco árboles monumentales de interés nacional: 

  • Robledels Escurçons o de Calafí, en Àger
  • Robledel Corb del Montardit, en Àger
  • Encinar de Cal Penjat, enla Baronia de Rialb
  • Enebro del Tuberic, enCastell de Mur
  • Encina de Pelleu, no Isona i Conca Dellà 

Fauna

La gran heterogeneidad botánica y la diversidad de hábitats contribuyen a diversificar la valiosa fauna del Montsec. Especies de todo tipo viven y conviven en un hábitat en que tanto la riqueza del suelo como la del agua han hecho posible la existencia y subsistencia de una fauna excepcional.

En la zona del Montsec hay dos áreas que disfrutan de protección especial de la fauna:

La reserva de Fauna Salvaje de Sant Llorenç de Montgai

Ocupa 468 hectáreas, repartidas por los municipios de Camarasa y Os de Balaguer y comprende el Partidor de Gerb y el embalse de Sant Llorenç. Es en esta zona donde podemos encontrar especies muy poco frecuentes como el quebrantahuesos y el gallo salvaje.

La Reserva Natural Parcial de la Noguera Ribagorçana-Mont Rebei

Ocupa 11 km del tramo fluvial. La especie por la cual se declaró reserva natural es la nutria, que es un depredador de agua.

Los riscos y los acantilados de la cordillera son el escondrijo de las aves rapaces, tanto diurnas como nocturnas, que sobrevuelan el Montsec: el halcón peregrino, el buitre, el águila dorada...

La abundancia de agua del territorio ha supuesto la existencia de una importante fauna de especies acuáticas: los patos de cuello verde, el chapuzón y el garza real entre las aves, y entre los pescados destacan la carpa y el barbo como especies autóctonas, y el black bass (la perca americana) a los embalses como especie introducida.

 

Deja un comentario